Tuesday, October 11, 2011

Nuestro Barco se Hundió


photo © Mark Butkus 2011


Zarpamos hace dieciocho años
Rumbo: el amor
Puerto siguiente: la eternidad
Navegamos viento en popa
Calma chicha
Dulce paseo
Llenos de dicha
Quitada la ropa

Si hubo rayos y tempestad
Juntos hicimos las amarras
De sorprendidos amaneceres
Y lunas llenas
Con espléndidos atardeceres
Compusimos nuestra canción
Risas y baile nos mecieron
Nuestras olas de pasión

Abordó a nuestro bote
Mi princesa de sotavento
Travesía y bitácora de gran contento
Vientos alegres
Impulsaron las velas de nuestro afecto

Mas no todo el tiempo es bueno
Y el destino juega sucio
Azotaron nuevas tormentas
Pero casco de sólido cariño
Supo resistirlas.

A dos años más de travesía
Llegó mi princesa de barlovento
Y así, navío pletórico y feliz.
Las turbulencias de la vida
Subieron a bordo a un extraño
Y ya no pudiendo navegar en armonía
Nuestro barco se hundió
Desaparenciendo en la inmensidad
De un océano de recuerdos,
De añoranzas, de nostalgia.


 — Javier Fabris


Javier Fabris es un poeta que vive en Puerto Vallarta. Este poema es de su libro Taller de Ideas y está publicado aquí con su permiso.